miércoles, 6 de octubre de 2010

Con Otras Palabras por Pabel Alba Hernández



¿Dónde se puede esconder Dios?

 

Un buen día Dios se cansó de escuchar nuestras quejas y súplicas y decidió esconderse por un tiempo. Buscaba un lugar bien escondido, lo más escondido posible para no ser encontrado por los humanos. Hasta que un día, un ángel le dijo: ¿Por qué no te escondes en el corazón de los humanos? Allí es el único lugar donde ellos no te buscan.

 

Para conocer y acercarse a Dios, a uno mismo y a los demás, debemos adentrarnos y encerrarnos en nuestro corazón. De allí brotan las mejores emociones y sentimientos. Es allí donde nos daremos cuenta dónde está esa fuente de vida eterna. Dios no está lejos, no lo busques lejos. Búscalo en tú corazón. ¡Vete y haz tú lo mismo!


1 comentario:

miguel angel reyes dijo...

Es un buen mensaje que nos deja dicho texto ya que nos hace reflexionar hacerca de que Dios vive dentro de nosotros y que asi como limpiamos y recojemos nuestra casa devemos limpiar nuestro corazon de forma espiritual para que Dios viva contento, seguro y limpio en nuestro corazones.